Reseña de “Hilda y el bosque de piedra”, Luke Pearson

Precioso libro. El autor se llama Luke Pearson y tiene un talento desbordante. No sé a qué estás esperando para conocer a Hilda. ¿Te la presento?

Es una niña de pelo azul a la que le gusta vivir aventuras. Cuantas más, mejor. La curiosidad es una de sus grandes amigas. Y aliadas. Es imposible aburrirse con ella.

Su vida normal y corriente siempre tiene episodios protagonizados por criaturas inesperadas que se inspiran en la mitología y el folclore de Europa. Pueden ser pequeñitas o enormes. Es un mundo tan imprevisible como exuberante. La rutina está proscrita. Mágico y también algo amenazador, es ideal para que los niños se lo pasen en grande con un prodigio de imaginación y buen gusto en el trazo de los personajes. Las ilustraciones han sido definidas como un cruce entre Lucky Luke y Miyazaki. Nada menos.

Los cuatro libros anteriores de Hilda nos permitieron conocer bien a la protagonista. Y ahora llega el quinto, Hilda y el bosque de piedra. ¿Qué sucede en sus páginas? Hilda y su madre, tras un momento de tensión, se encuentran arrojadas a un lugar lejano y nada hospitalario: un bosque sumido en las tinieblas y muy inquietante: es el país de los trols, una terribles criaturas de piedra de las que hay que escapar. Como sea.

Reseña de Tino Pertierra por LA NUEVA ESPAÑA

‘Hilda’, un premiado cómic infantil con un toque mágico

Hilda es uno de esos personajes que surgen de vez en cuando en los tebeos, y parece destinado a convertirse en un clásico para todas las edades. Es una niña aventurera y curiosa, que vive en un mundo en el que lo cotidiano se mezcla con increíbles y pintorescas criaturas que van de lo diminuto a lo gigantesco, inspiradas en la mitología y el folclore europeo. Su autor es el joven Luke Pearson, que se encarga de guión, dibujo y color.

Bárbara Fiore Editora acaba de publicar en España el esperado quinto volumen de la serie titulado Hilda y el bosque de piedra.

En los cuatro primeros tomos hemos conocido a Hilda, que vive con su madre, y ha corrido múltiples aventuras con diminutos elfos, gigantes de las montañas, hombrecitos de madera…

En uno de los libros se mudan de su casa en el bosque a la ciudad de Trolberg, y allí no dejan de coincidir con seres tan peculiares como los duendes del hogar capaces de acceder a escondrijos en otra dimensión, a través de los rincones oscuros de las casas, accediendo por debajo de los colchones, detrás de los armarios, etc…

Una aventura mágica

El nuevo álbum comienza a toda velocidad, con Hilda y su mascota Brizna corriendo tras un trozo de tierra que ha salido disparado portando sobre ella la diminuta casa de unos elfos del bosque. La persecución lleva a nuestra intrépida protagonista a un claro del bosque, fuera de los muros de la ciudad, donde descubre unos trolls convertidos en piedra.

La niña se ha adaptado de maravilla a la vida en la ciudad pero su madre no ve con buenos ojos que pase tanto tiempo fuera de casa, sin saber en qué peligrosas peripecias se ve envuelta. La diferencia de posturas entre madre e hija llevarán a Hilda a sufrir un castigo ejemplar sin poder salir de casa. Pero una situación inesperada hará que las dos vivan una aventura en un extraño bosque que no olvidarán fácilmente… Ni ellas, ni los lectores.

Luke Pearson es un dibujante de trazo limpio y caricaturesco, con gran sentido del ritmo en sus historietas, repletas de fantasía. Además de los libros de Hilda, también ha trabajado como ilustrador para publicaciones de diversa índole y ha escrito y realizado el storyboard de varios episodios de la serie de animación Hora de aventuras.

En 2012, ganó el premio “British Comic Award” en la categoría de “Young people’s comic” por Hilda y el gigante de medianoche.

La icónica imagen de Hilda, con su pelo azul, su chaqueta roja y su bufanda amarilla no ha pasado desapercibida para los productores de Netflix, que están preparando ya su serie animada con estreno previsto en 2018.

Víctor Gómez

La feria abandonada, Pablo Auladell

Lugares donde ya no estaremos nunca, los seres que no han podido acompañarnos ¿no son acaso una feria abandonada, los restos de la piñata y la verbena, el tiovivo mudo donde ya solo gira el sol del tiempo? Bajo los trizados banderines, hay ahora otras atracciones, otros malabares silenciosos. Pequeñas orquestinas de sombra. Carromatos que no irán a ninguna parte.

Veinte años de historias personales, de vivencias, de viajes y de sentimientos recogidos a través de las ilustraciones de Auladell que marcan en trazos los textos que firman él mismo, Burgos y López Medina. Doce historias cortas en las que cada autor narra con personalidad propia dónde quedan los recuerdos, las sensaciones, los lugares felices.

Textos de Pablo Auladell, Rafa Burgos y Julián López Medina

Le ensañamos al niño fotos de su primer año

Le ensañamos al niño fotos de su primer año. Las odia. No soporta a ese extraño al que nombramos con su nombre. Me doy cuenta de que mi hijo sabe, a los seis años, lo que yo pretendo ignorar: ese que sonríe en las fotografías no es él, ni soy yo quien lo abraza. Son otros, algo idiotas por estar tan quietos; sin sentido, como una colección ya terminada. Son otros y no los conocemos.

La feria abandonada, texto de Julián López Medina e ilustraciones de Pablo Auladell

La silente enredadera de la melancolía

Envidiar los cerezos perdidos de Chejov, las grandezas perdidas de Leopardi, las pérdidas infinitas de Montale. Sentir el vago afán de haber estado un día, un día siquiera, en esa fiesta dulce de la desposesión. Asaltar la añoranza y esbozar nuestra cara en su retrato. Y, sin embargo, hay algo en este tiempo que parece prohibir toda nostalgia. Cómo construir el edificio de la melancolía cuando todo nace y desaparece en un momento, cuando cada chispa es el alumbramiento de un nuevo universo, cada espasmo, el acabamiento de una era. Parece que solo nos queda la envidia. De Marai, de Chejov. El dolor por lo que podría haber dolido, la elegía interminable de lo que no fue nuestro, de esos cerezos que no vimos florecer en el jardín de nuestra decadencia: el querido jardín que nunca nos perteneció, aunque sin duda lo perdimos.

La feria abandonada, texto de Julián López Medina e ilustraciones de Pablo Auladell

La pajarera de oro, Anna Castagnoli y Carll Cneut

Nos narra la vida de una cruel y caprichosa princesa que tiene aterrorizados a todos sus sirvientes con sus insólitas y a menudo imposibles peticiones. Un cuento con muchos mensajes y una invitación a reflexionar sobre lo correcto, sobre la ética y la moral, sobre los caprichos sin sentido, sobre querer poseerlo todo con el fin de conseguir la felicidad, que por supuesto, no llega nunca,… Impactante, insólito y muy recomendable.

Reseña de Club peques Lectores

El árbol rojo, Shaun Tan

Muy poético y onírico, este álbum ilustrado nos recuerda que aún en el peor de nuestros días, cuando las cosas parecen que ya no pueden ir peor, que la soledad nos supera y cuando ya no sabemos ni quien somos ni de dónde venimos, la esperanza siempre está presente, en cada escena, en cada sentimiento (en el cuento se simboliza con una hoja roja que podemos buscar en todas las páginas). Un cuento inquietante que nos hará pensar en la felicidad, la esperanza, la ilusión, las expectativas de uno, y que puede acompañar a adolescentes y preadolescentes en momentos difíciles.

Reseña de Club Peques Lectores

Un recorrido por los mejores trabajos de Jimmy Liao, a través de sus ilustraciones

El cuento se acabó. ¿Aún estas ahí?

Estamos preocupados: el cuento se acabó, las nubes caprichosas se alejaron,
dejó de llover, el viento amainó, las alas se cerraron, la niña se marchó, los conejos regresaron a su mundo invisible.

Incluso el silencio y la placidez se esfumaron con el barullo cotidiano, y la pintura cayó en el olvido.

Estamos preocupados porque ni las líneas ni los trazos ni las imágenes, ni los colores ni la composición se oyen.

Estamos preocupados porque no se oye ni una sombra ni un espacio en blanco ni un rincón, de modo que éste y todos los demás rincones se quedan sin oír.

Tenemos la esperanza de que se oiga el sonido de los trazos, las imágenes, los colores y el blanco y negro.

En realidad, creemos que tienen mucho que contarnos, muchos entendimientos que revelarnos aunque nadie los escuche. Por eso tenemos la esperanza de que te quedes en este rincón a escuchar con nosotros.

Abre bien los ojos y escucha.

Antología de ilustraciones, Jimmy Liao

Disfruta de las siete primeras páginas de Hilda y el bosque de piedra, Luke Pearson