HomeCatálogoCatálogo 2011

Comprar

  • 18,00€
Publicado
Septiembre 2011
ISBN
978-84-15208-04-4
Encuadernación
Cartoné
Formato
27 x 38
Páginas
32
Autor
Pablo Albo
Ilustrador
Pablo Auladell

Para conseguir aquellas alas, la condición era clara: Nunca usarás la facultad del vuelo para conocer la intimidad de los otros. Él accedió. Y fue sincero cuando mintió al decir que cumpliría. Y cumplió por mucho tiempo. Durante años olvidó su pasado de tierra y voló entre las aves. Su cuerpo no conoció la vejez, aunque tampoco el placer. Ni arrugas ni abrazos, así era la vida en el aire. Y así fue, hasta que una tarde de tormenta voló bajo, cerca del mar. La mujer desvalida en su barca llena de agua, alcanzó a verle y dejó por un instante de pensar en la muerte para desear estar a su lado. Eso le salvó la vida. Esa fue la llamada. Él, aunque lo intentó, no pudo ya dejar de mirarla ni de preguntarse cómo soportaba ella, en las noches del mar, esa soledad que le asomaba a los ojos y que era idéntica a su soledad de años de vivir en el aire. Atosigado por la curiosidad, pensó que haberse mostrado en la tormenta le daba derecho a una breve mirada a la intimidad de la mujer…

Un viaje de ida y vuelta entre un hombre y una mujer que se conocen cuando no son humanos y se reencuentran cuando todavía no lo son. Una historia de anhelos y encuentros, de carne y de huesos, levemente inspirada en la leyenda de la mujer esqueleto, que nos habla de lo humanos que somos aunque no lo sepamos, aunque no lo parezcamos, aunque no nos demos cuenta.

Alas y olas ha obtenido el Premio Nacional de Edición del Ministerio de Cultura, 2012. Segundo premio. Categoría Libro Infantil.

Críticas

Por Revista Lazarillo

Tengo que decir que es un verdadero placer poder reseñar, finalmente, un libro de Pablo Auladell, con quien he compartido algunas semanas de verano en los cursos de Macerata en estos últimos años. Un hombre tranquilo pero pasional y vehemente, inteligente y observador, autocrítico y a la vez seguro de sí mismo, que se desenvuelve mejor en las distancias cortas, esto es, con poco barullo. Es entonces cuando su conversación resulta fácil, fluida. Se conoce a sí mismo.

Leer opinión