El sonido de los colores

Septiembre 2011 | 978-84-15208-14-3 | Cartoné | 128 pág. | 21 x 25 | 22€ Comprar

El año en que el ángel se despidió de mí en la boca del metro, poco a poco, yo había ido perdiendo la vista. Una mañana de otoño, el día en que cumplía quince años, mientras fuera lloviznaba y después de haberle dado de comer al gato, a las seis y cinco, me encaminé hacia el metro.

sonido_1160-1

Ahora ya no tengo que pasar sin ello: todos los colores se traducen en sonidos y olores. Y resuenan como melodías de belleza infinita. ¿Para qué quiero un libro? El viento hojea los árboles y sé lo que allí son palabras y las repito a veces en voz baja. Y la muerte, que arranca ojos como si fueran flores, no encuentra ya los míos.

sonido_1120-4

Al salir del metro, la luz del sol lo inunda todo. El sonido de las hojas al caer constituía una plácida y placentera melodía. Cuentas que, enterrada en algún sitio, hay una hoja de oro.

sonido_1120-1

Ya no recuerdo la sensación de contemplar el cielo azul. ¿Las formas siempre distintas de las nubes siguen resultando fascinantes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.