Tengo que decir que es un verdadero placer poder reseñar, finalmente, un libro de Pablo Auladell, con quien he compartido algunas semanas de verano en los cursos de Macerata en estos últimos años. Un hombre tranquilo pero pasional y vehemente, inteligente y observador, autocrítico y a la vez seguro de sí mismo, que se desenvuelve mejor en las distancias cortas, esto es, con poco barullo. Es entonces cuando su conversación resulta fácil, fluida. Se conoce a sí mismo.

Y un profesional concienzudo y creativo con un punto irónico, que no deja nada al azar.

Un verdadero placer conversar con él en estos desayunos macerateses. Más de una vez he oído a colegas decir de Pablo que es un clásico vivo, y hay mucho de verdad en esto. Sus influencias y reconocidas por él mismo, hacen que a través de todos sus libros nos podamos mirar en nuestra propia historia del arte. Después…olor a Mediterráneo, a pintura, a Goya, a Picasso, a Gutiérrez Solana y a tantos otros a los que él mimos reconoce como sus fuentes.

El año pasado en Sármede, el exposición Le immagini della Fantasia, tuve la fortuna de ver algunos de los originales de este libro…Y me llamó la atención que sobresalían sobre todo los demás. Hablando de una exposición con talentos de todo el mundo no es poco decir.Poseía, profundidad, veladuras de acrílico, trazos firmes, rotundos, seguros, colores suaves, armónicos.

“Levemente inspirado en la leyenda esquimal La mujer esqueleto”, como reza en la portadilla de esta edición, Pablo Albo nos propone una historia de amor no demasiado convencional, poética, dramática y hermosa. No quiero desvelar más la trama, solo os recomiendo la lectura.El binomio Pablo-Pablo me parece soberbio. Es cierto que no hay muchos textos interesantes para álbumes ilustrados (no son fáciles). También lo es que no todos los textos sirven para todos los ilustradores. En este caso, coinciden un gran texto con un soberbio intérprete. No es la primera vez que trabajan juntos, pero en esta ocasión creo que se han compenetrado como pocas veces ocurre.

En un libro tan lleno de virtudes, no puedo dejar de resaltar a mí parece más novedosa e interesante: el uso del silencio absoluto en algunas páginas. Así, tanto el ritmo narrativo como el gráfico se entrelazan armónicamente con notas magistrales, conseguidas con el uso del blanco, que produce un silencio atronador. La sorprendente aparición de dobles páginas blancas donde viven solo una pocas línea de texto, contrastan poderosamente con las siguientes, donde el texto calla y la ilustración, aquí si, resplandece, produciendo una indeleble tensión narrativa que no deja otra posibilidad al lector que detenerse, ya sea para deleitarse con el texto en un espacio inmaculado o con las imágenes que le siguen llenas de fuerza y sugerencias.Un libro de gran formato, una hermosa y cuidada edición hace que apreciemos más la historia.

Pablo  y Pablo, enhorabuena.

Javier Zabala

ALAS Y OLAS

Septiembre 2011 | ISBN: 978-84-15208-04-4 | 32 páginas | Cartoné | 27 x 38 | 18,00€

Comprar