En pleno verano con un calor asfixiante, nos escondimos en la biblioteca de nuestro barrio para llevarnos algún tesoro antes de que cerrara por vacaciones. Encontramos entre otros este agradecido y fresco libro, "El pez que sonreía".

Lo de fresco es por los colores fríos, mayormente azules del libro, y que además cuenta con un pez como protagonista.

El autor, Jimmy Liao, nos gusta mucho, habiendo leído Hermosa soledad nos imaginábamos muchas páginas y mucho que contar. No nos esperábamos un libro tan ligero pero a la vez tan potente su mensaje.

El color azul prusia o marino de la portada es inconfundible en Jimmy Liao. Es la base para generar un ambiente noctámbulo pero muy lúcido en sus narraciones.

El pez que sonreía, editado por Barbara Fiore en 2010, trata de la libertad. Se inicia con la amistad entre un hombre y un curioso pez, que no deja de sonreírle siempre que se encuentran frente al escaparate de una tienda.

Un día el hombre decide que se llevará al pez, ya que parece que se llevan bien. Pasan los días y el pez sonríe a todas horas, sea cual sea aquello que el hombre ande haciendo. Una noche el hombre sueña que ambos recorren las calles, lo pasan bien, bailan y finalmente llegan al mar. Poco después el pez deja de sonreír. Entonces el hombre se dará cuenta no solo de que el pez está cautivo, sino de que él también está encerrado en una pecera que le separa del resto del océano. De esta manera el hombre decidirá devolver a su amigo al mar consiguiendo ambos la libertad.

La historia que se cuenta es dura y muy profunda en su apariencia sencilla, ya que guarda el mensaje de que podemos ser capaces de imaginar la felicidad en aquel ser que realmente siente tristeza, solo por el hecho de sentirnos felices nosotros mismos. El mensaje de la obsesión del hombre con hacer cautivos a los animales para su propio disfrute.

 

 

La gata de almohada

EL PEZ QUE SONREÍA

Octubre 2010 | ISBN: 978-84-93750-67-1 | 100 páginas | Rústica | 15 x 20 | 18,00€

Comprar