No es la primera vez –ni será la última– que incluimos en este apartado de literatura infantil y juvenil obras destinadas al lector adulto.

Y es que, si bien El Paraíso hará disfrutar a los adolescentes maduros, Bart Moeyaert  introduce claves que comprenderán mejor los adultos. ¿Qué es El Paraíso? Una fantasía sobre Adán y Eva en el Edén, con un giro final que abre la puerta a nuevos significados. ¿Y qué no es? No es, ni por asomo, una versión rigurosa del texto bíblico, y por consiguiente, tampoco obliga a considerar el relato mismo en clave religiosa. Liberada de esa condición, la obra se convierte en un cuento sensual, en el que la pareja protagonista responde a los desafíos de la naturaleza: un espacio hechizado en el que se manifiestan sus diferentes formas de interpretar la realidad.

“Deberíamos limpiar el bosque y mantenerlo limpio”, dice él. “En este barro prosperan los nenúfares. ¿No es asombroso?”, dice ella.

Queda, pues, clara la intención y la personalidad de ambos. Frente a la delimitación, el cálculo y el orden propuestos por él, ella prefiere la exuberancia, la espontaneidad y la plenitud. Y a partir de este soporte, uno puede ponerse todo lo freudiano que desee.

También podemos recordar lo que sugería D.H. Lawrence en un pasaje de Hijos y amantes (1913): en el fondo, Adán y Eva viven el Paraíso como una experiencia restrictiva e inocente, de la que se ven expulsados por abandonarse a la pasión.

Bart Moeyaert (1964) no es un recién llegado a la literatura. Además de una antología poética (Verzamel de liefde, 2003), ha puesto su firma en diversos guiones y obras teatrales. Moeyaert ha sido en tres ocasiones candidato al premio internacional Hans Christian Andersen. En 2004 salió a la venta su novela Dani Bennoni (lang zal hij leven) y dos años después lo nombraron poeta oficial de la ciudad de Amberes.

El ilustrador que pone imágenes al paraíso imaginado por Moeyaert es el prestigioso Wolf Erlbruch.

Aunque podemos apreciar bastantes matices en su trazo, lo cierto es que este artista y diseñador nos ofrece aquí un grafismo sencillo, moderno, despojado de adornos, muy esencial, realzado por un detalle de voluntaria imperfección.

El Paraíso es una versión libre y personal de la historia de Adán y Eva en el Jardín del Edén relatada desde la perspectiva de Adán. La historia comienza donde acaba La Creación. Al principio, Adán y Eva se sienten felices. Nadan en la abundancia y la exuberancia. Se les ha confiado un jardín con cuatro ríos y un bosque y su única misión es limpiarlo y mantenerlo.

El hombre, práctico y previsor, no duda en poner manos a la obra para evitar que el crecimiento descontrolado de la vegetación acabe invadiéndolo todo y termine por alterar el orden. La mujer le apoya y le ayuda. Todo es armonía y felicidad. Siempre es verano, el sol brilla en el cielo, no hay de qué preocuparse, al hombre y a la mujer no les falta de nada. La situación cambia cuando la mujer empieza a cansarse, a suspirar y a lamentarse. Pese a tenerlo todo, echa en falta algunas cosas. No se conforma con la supuesta perfección, aburrida e insulsa. Es partidaria de dejar crecer la vegetación. El hombre trata de quitarle esa idea de la cabeza, advirtiéndola de los peligros y riesgos: inseguridad, caos, malos olores, podredumbre, etcétera. Al ver a la mujer cada vez más triste y desganada, el hombre hace todo lo posible por animarla buscando desesperadamente la felicidad perdida. No logra su propósito y acaba cediendo a regañadientes.

El hombre y la mujer dejan rienda suelta al bosque y se entregan al ocio, a pasear, a la pesca, a disfrutar. Poco después hacen su entrada la imperfección, la muerte, la ley del más fuerte, la lluvia, las catástrofes naturales, el hedor. Aun así la mujer reencuentra la felicidad al sentir, saborear y oler la vida y la muerte, la realidad diversa, con sus luces y sus sombras. Afirma que ahora tiene todo cuanto necesita. Y el hombre y la mujer terminan siendo tan felices como al principio o más.

Guzmán Urrero
Leer artículo original

El PARAÍSO

Octubre 2011 | ISBN: 978-84-15208-05-1 | 40 páginas | Cartoné | 16 x 24 | 18,00€

Comprar