Rosamaría, nuestra joven protagonista, era un hada que vivía con su mamá en una gran nube en un castillo flotante; en su cumpleaños le regalaron una varita mágica, que a Rosamaría no le hizo ninguna ilusión pues hubiese preferido cualquier otro regalo de los que no le estaban permitidos; y es que en realidad a nuestra amiguita no le interesaba el mágico mundo de las hadas, perfectas y delicadas; bellas y acarameladas, aunque aburridas.

Rosamaría prefería, sin duda, el divertido mundo de las brujas; así que decidió visitarlas y compartir con ellas sus secretos, juegos y esencias; y por supuesto volar con su escoba, convirtiéndose de este modo en una hadabruja.

Sugerentes ilustraciones que combinan acrílicos, ceras y pasteles y en las que predominan, sin duda, el color rosa (hada), con el rojo-negro (bruja); convirtiéndose así brujahada o hadabruja en un cántico por la tolerancia, el respeto y la independencia.

HADABRUJA

Febrero 2006 | ISBN: 978-84-15208-33-4 | 32 páginas | Cartoné | 30 X 21 | 15,00€

Comprar