El ilustrador taiwanés de suaves y dulces ilustraciones, maestro del blanco y negro y de las reflexiones solamente apuntadas para que el lector desarrolle Jimmy Liao regresa a Barbara Fiore Editora con esta fabulación sobre los deseos más íntimos de los niños.

Este es un libro ilustrado que pivota sobre tres conceptos: los deseos excepcionales, la esperanza que de éstos se deriva y la muy preciada intimidad en la que son gestados. Toda la composición artística de Liao se centra en hacer recordar a los adultos algo ya olvidado: la verdadera naturaleza de los deseos, anhelos sinceros sin venir determinados por la vida adulta, corrupta en su percepción y centrada en el poder.

La sensibilidad del individuo juega en esta espiral de esperanza un papel clave: si hay quien nace destinado a la sensibilidad (véanse La grande bellezza, por favor), también los hay puros de pensamiento, altruistas conscientes de la imposible realización de los deseos más anhelados de los niños pero capaces de respetar el secretismo que conlleva cualquier deseo de verdad puesto que, como nos recuerda Liao, aquello que nos hace seguir viviendo es la esperanza de cumplir nuestros deseos.

Un último apunte: en este cuento infantil se entremezclan deseo y sueño; la gran diferencia entre uno y otro es que mientras sabemos que el sueño pertenece a un universo irreal, onírico y, por consiguiente, imposible, los deseos tienen una dimensión mucho más tangible, por eso es, en ocasiones, demasiado doloroso asumir que no los realizaremos. No olvidemos, pero, que Liao es un optimista y nos llena de recuerdos esperanzados a cada página. Una delicia, vamos.

Leer artículo original

OJALÁ PUDIERA FORMULAR UN DESEO

Septiembre 2014 | ISBN: 978-84-15208-48-8 | 128 páginas | Cartoné | 15 x 20 | 18,00€

Comprar