Una letra es la clave de vuelta de este álbum ilustrado. Mientras que el textos nos habla de los tropiezos varios en las relaciones de pareja, las ilustraciones sin color, dibujadas en aparente relieve evocan trapecistas y marfurius barbudos típicos del imaginario circense y se van agrandando o empequeñeciendo según crece o decrece la relación entre los protagonistas.

Dicen que el nombre no hace la cosa, pero en este libro ilustrado, el nombre define al personaje femenino del cuento: Tropecista. Una mujer que tropieza constantemente (dibujada como una muñeca articulada que pierde partes de su cuerpo) y que enamora al marfurius protagonista, que se enamora de ésta perdidamente y no duda en aceptarla tal como es. Ambos inician una relación amorosa, algo torpe pero feliz.

Sin embargo, la Tropecista deja de caer (una poética imagen que refleja la desaparición de la pasión y el misterio de la pareja) y el marfurius termina por dejarla. Así es como finaliza este cuento para adultos en el que el texto parece mandarnos un mensaje optimista (aceptar al otro para ser feliz) complementado con un final ilustrado que va en otra dirección: conocerse y aceptarse, junto con el tiempo, convierten la originalidad en rutina.

Es posible que la lectura sea pesimista, pero no todos los cuentos infantiles tienen un final feliz, o al menos, no todos los finales felices implican la vida conyugal. Puede que por eso este libro, ilustrado de un modo sutil, sea también para lectores sutiles, capaces de ver reflejado en el cuento un momento vital recurrente.

Héctor Mellinas
Boolino

TROPECISTA

Abril 2013 | ISBN: 978-84-15208-30-3 | 32 páginas | Cartoné | 19 X 24 | 24,00€

Comprar