Un premiado cómic que denuncia la situación de los inmigrantes sirios. Es obra de los daneses Morten Dürr y Lars Horneman.

Zenobia (Barbara Fiore Editora) es un cómic tan duro como necesario. Y de una gran belleza pese al tema que trata: el drama de los refugiados sirios. Y lo hace desde el punto de vista de una niña que lo ha perdido todo y cuya única esperanza es huir a Europa, donde espera encontrar un nuevo hogar.

Una vez más el arte demuestra que es una de las mayores armas para denunciar las injusticias, porque los daneses Morten Dürr y Lars Horneman crean una obra que nos emociona e impresiona desde la primera viñeta: una pequeña barcaza atestada de refugiados en mitad de la nada, de un mar que amenaza con tragárselos en cualquier momento.

En esa barca viaja Amina, una pequeña niña que está sola en el mundo, lo ha perdido todo y su única esperanza reside en Europa. Durante ese viaje recordará la vida junto a su familia antes de la guerra. Una vida repleta de calamidades pero que ella atesora como sus momentos más felices.

Un premiado cómic
Una obra que, a pesar de estar contada como un cuento, retrata la realidad de los refugiados con toda su crudeza, a la vez que nos invita a reflexionar, una vez más, sobre las consecuencias de la guerra y el drama de los refugiados. Y todo contado desde el punto de vista de los más vulnerables, los niños.

Una historia casi sin palabras, pero con poderosas imágenes, que recibió el premio al Mejor Cómic y al Mejor Cómic Infantil, ambos otorgados por el Ministerio de Cultura de Dinamarca, en 2016.

Zenobia, la mítica reina de Palmira
Durante ese viaje lleno de calamidades, a Amina se consuela con la figura de Zenobia, valiente guerrera y reina de Palmira, que es lo único que le infunde la fuerza necesaria para continuar hacia adelante. Pero el fondo del mar esconde un secreto que amenaza con acabar con cualquier esperanza.

Zenobia (240-274) fue la mítica reina de Palmira que se atrevió a enfrentarse al Imperio Romano y que llego a conquistar Egipto, creando su propio imperio. Aunque, finalmente los romanos consiguieron derrotarla.

Un homenaje a los refugiados
Un emocionante libro que es un homenaje a todos esos emigrantes que se juegan la vida cruzando el mediterráneo y a los que seguimos sin ofrecer ninguna solución. Sobre todo a los cientos de niños que fallecen cada año. Y que acabamos reduciendo a cifras.

Destacar la belleza de las ilustraciones de Lars Horneman, muchas de ellas a página completa, que convierten a esta historia en un cuento tan duro como bello. Y, sobre todo, necesario. Un cómic que pueden comprender los niños a partir de los 12 o 13 años, y que debería ser obligatorio en los colegios. Y en los parlamentos.

Por cierto que la editorial Barbara Fiore tiene otros libros ilustrados, igual de interesantes, sobre el tema de los refugiados ¡Huye!, de Marek Vadas y Daniela Olejníková (sobre un niño y su perro, que buscan un nuevo hogar) y Emigrantes, de Shaun Taun (una historia sin palabras sobre la emigración, que parece acontecer en un pasado lejano pero que, desgraciadamente, se muestra muy actual).

 

Jesús Jiménez
RTVE

ZENOBIA

Enero 2018 | ISBN: 978-84-16985-04-3 | 104 páginas | Cartoné | 24 x 16 | 18,00€

Comprar