Nació en Wervicq, Bélgica, en 1969. Estudió Diseño Gráfico en Gante. En 1996 debutó como ilustrador en el álbum infantil Varkentjes van Marsepein (Cerditos de mazapán), escrito por Geert de Kockere, autor con el que ha vuelto a colaborar en varias ocasiones. Desde 2000 trabaja a tiempo completo como ilustrador-autor. En 2002 compaginó ambas facetas en The amazing Love-story of Mr. Morf. Carll Cneut ha ilustrado una veintena de álbumes y se encuentran obras suyas en diversas revistas para adultos y niños. Desde hace unos años enseña Ilustración en la Real Academia de Bellas Artes de Gante.

Sus ilustraciones han merecido diversos premios, no sólo en Bélgica y Holanda, sino también en otros países. En Europa destacan la Mención de Honor de la Feria del Libro de Bolonia por Woeste Mie (María la Salvaje) en 2001, el Prix Octogne por Roodgeelzwartwit (Rojoamarillonegroblanco) en 2002 y las placas de oro de la Bienal de Ilustraciones de Bratislava, por Het ongelooflijke liefdesverhaal van Heer Morf (La increíble historia de amor del señor Morf) y Mijnheer Ferdinand (Don Fernando) en 2003 y por Greta la Loca, Barbara Fiore Editora, 2006. Además, ha sido seleccionado en dos ocasiones para la prestigiosa exposición Original Art de Nueva York: en 2003 por las ilustraciones de Antonio, aan het andere eind van de aarde, kleiner en kleiner (Antonio se vuelve cada vez más pequeñito al otro lado de la Tierra) y en 2007 por las de City Lullaby. Muchos de los álbumes ilustrados por Carll Cneut han sido traducidos a otras lenguas. Por ejemplo, Monstruo no me comas, ha sido publicado en once idiomas.

Carll Cneut trata de conseguir que sus ilustraciones impacten en los lectores. Sus dibujos no están del todo terminados. De este modo, pretende estimular la imaginación de los niños, que son invitados a completar las imágenes, cada cual a su manera. El ilustrador crea un mundo en el que confluyen elementos surrealistas y reales. Se sirve de la pintura acrílica, el pastel, los lápices de color o el collage para dar vida a unas figuras a menudo caricaturescas que se caracterizan por sus cuerpos desproporcionados y sus ojos minúsculos. Los decorados quedan reducidos a lo esencial: extensas manchas de color y patrones sencillos.

http://users.telenet.be/carllcneut/