Las imágenes pictóricas y atmosféricas de Maurizio Quarello evocan influencias clásicas: los pintores flamencos Pieter Bruegel, El Bosco y Jan van Eyck; los alemanes Germans Matthias Grünewald y Alberto Durero; y , por supuesto, el renacimiento italiano. También me inspiran George Grosz, Edward Hopper, Ersnt Ludwing Kirchner, Frantisek Skala, Jan Svankmajer y muchos más. Soy un gran fan del cine, sobre todo de las películas antiguas, con esa ambientación asombrosa. Trato de ilustrar mis libros como películas. Decidí meterme en la ilustración porque me encanta la pintura figurativa. me cautivan los libros; de todos los tipos, no sólo los infantiles. Y me gusta el trabajo de los antiguos maestros, por eso espero hacer bien en seguir sus tradiciones.

Nacido en Italia, Quarello estudió publicidad gráfica, arquitectura e ilustración en Turín. Fue discípulo de Jindra Capek y de Linda Wolfsburger. Tropezó con unos inicios difíciles en el mundo de la ilustración: Me ofrecieron mi primer trabajo publicado tras ganar un concurso de ilustración en Italia. Más tarde, ilustré un cuento que había sido escrito íntegramente por niños. No estaba seguro de que mi trabajo fuese adecuado para los pequeños. Ahora sé que les encanta; al parecer, a ellos también les gustan los cuentos de miedo y las imágenes que te ponen los pelos de punta, como a mí. Me causa muchísima satisfacción que un jurado de niños haya votado mi Babau cerca casa [Babau busca casa el mejor libro italiano de 2006.

Al hablar de sus métodos y percepciones, afirma: No tengo una manera de ilustrar determinada, sólo trato de ver las cosas como las vería un niño” Ahora que es un artista consolidado y aclamado, puede ofrecer prototipos de ideas visuales y relatos a las editoriales, y colaborar con jóvenes escritores. Reflexiona sobre la relación entre el arte y la ilustración: “Puede que el ilustrador de libros infantiles no tenga una libertad creativa absoluta: el texto, evidentemente, queda a elección del auditor y también está la cuestión del mercado. No es forzosamente posible expresar todo lo que me gustaría expresar, pero creo que interpretar dentro de unos límites es todo un reto para un artista. Los límites resultan positivos para el progreso creativo personal.

Fuente: Salisbury, Martin. Imágenes que cuenta. Nueva ilustración de libros infantiles. Barcelona: Editorial Gustavo Gili.

El autobús de Rosa ha ganado el premio LLibreter al mejor álbum ilustrado 2012.

http://www.quarello.com/

Libros Editados