Es uno de los artistas contemporáneos más populares e influyentes de Japón.

Nació en Hirosaki en 1959, se licenció en Bellas Artes en la Universidad de Aichi en 1985, consiguiendo un máster en esta misma universidad en 1987. Entre 1988 y 1993, estudió en la Kunstakademie Düsseldorf.

Nara fue educado tras la Segunda Guerra Mundial y al igual que muchos de su generación se refugia tras esta estética naïve; la cultura japonesa se encuentra impregnada de lo adorable, desde las actitudes y proporciones del anime y el manga hasta el énfasis que se ha hecho a ciertas características de la personalidad, como la inocencia y el desamparo: Kirby, Picachú, Totoro, Los Ositos Cariñositos y Hello Kitty son algunos ejemplos.

El estilo de Nara: trazos simples y personajes bidimensionales. Personajes aniñados y animales tiernos con un giro oscuro y travieso. Nara ha incursionado en el dibujo, la pintura, la escultura y la instalación. Su inspiración está ligada a las experiencias de su adolescencia y a su gusto por el rock y el punk. El sentido detrás de su obra está ligado profundamente a su interés por la música, el aislamiento y la rebelión. Los colores acompañan esta aparente placidez porque la paleta de Nara es predominantemente pastel. Sus trabajos recordarían a la más tierna infancia si no fuera porque las niñas o los animales suelen lucir irritadas y con mirada acusadora. Los niños con sus enormes cabezas, sus ojitos de cómic japonés distan bastante de la inocencia.

Desde el mundo de los adultos, la niñez es lo más parecido a un momento idílico en el que todo es color de rosa. Sin embargo la niñez según Nara parece algo bastante diferente, sus miradas inquisitivas, intensas aparentemente inocentes y angelicales, esconden mensajes siniestros de rebeldía también sentimientos de rabia, impotencia y aislamiento hacia una sociedad hiper conectada a la red.

http://www.narayoshitomo.com

Libros Editados