Nació en Wuppertal, Alemania, en 1948.

Tras cursar estudios de diseño gráfico, Wolf Erlbruch trabaja como ilustrador para las revistas Stern y Esquire antes de decantarse por la enseñanza. Ejerció de catedrático de Artes Ilustrativas y Visuales en la Universidad de Wuppertal, localidad donde también reside.

Wolf Erlbruch debutó, en 1985, con las ilustraciones del libro El águila que no quería volar de James Aggrey. Saltó a la fama cinco años más tarde al publicarse El topo de quería saber quien se había hecho aquello en su cabeza con texto de Werner Holzwarth.

El pato y la muerte es aclamado como un clásico moderno, por ser una meditación simple y refinada sobre la naturaleza de la vida y la omnipresencia de la muerte. El libro ha sido descrito con frecuencia como el libro más hermoso sobre la muerte publicado. Con su contenido sencillo y depurado – apreciado por adultos y niños por igual– constituye una reflexión tanto sobre las condiciones de la vida como acerca de la presencia e inexorabilidad de la muerte.

Wolf Erlbruch ha sido reconocido con varios galardones, entre otros, el Deutscher Jugendliteraturpreis y el Premio Hans Christian Andersen por el conjunto de su producción el Astrid Lindgren Memorial.

Motivación del jurado premio ALMA:
Wolf Erlbruch hace de las cuestiones vitales algo accesible y manejable para lectores de todas las edades. Su obra muestra lo pequeño dentro de lo grande con humor y una calidez profundamente arraigada dentro de una perspectiva humanística. Domina con maestría el arte del dibujo sobre la base de una larga tradición al tiempo que abre nuevas ventanas de creatividad. Wolf Erlbruch es un minucioso visionario.