HomeCatálogoCatálogo 2014

Comprar

  • 18,00€
Publicado
Marzo 2014
ISBN
978-84-15208-46-4
Encuadernación
Cartoné
Formato
27 x 30
Páginas
48
Autor
Shaun Tan
Ilustrador
Shaun Tan

La ciudad en verano es el campo de juego perfecto para dos niños pequeños con todo el tiempo del mundo en sus manos.
El lector está invitado a formar parte de un mundo que no le pertenece, que es del todo de los niños, un mundo donde las reglas están creadas por y para ellos, reglas que a ojos de un adulto podrían parecer absurdas o ridículas, pero cuyo incumplimiento podría abrir las puertas a los más oscuros seres misteriosos y a los mayores terrores imaginables.

A lo largo de las páginas, se va presentando cuál es el resultado de no cumplir reglas tan sencillas como no dejar un calcetín rojo en el tendedero o no pisar caracoles. La magia de las ilustraciones de Shaun Tan provoca una mezcla de desconcierto e identificación por parte del lector, quien, poco a poco, va dejando a un lado su forma de construir el mundo para pasar a verlo como estos dos niños solitarios que juegan en un escenario surrealista sin mayor preocupación que la de cumplir sus propias normas. Juego y vida se van tejiendo de tal forma que configuran un todo desconcertante, humorístico, descorazonador, tierno, esperanzador a partes iguales.

Aunque un primer momento este puede parecer un libro para niños, me interesan mucho los temas universales que rigen cualquier relación personal sin importar edad, género u origen, de los hermanos a los mejores amigos, compañeros de trabajo o socios. El universo privado de la imaginación y el conflicto que puede existir aquí, a menudo desafía cualquier explicación y es, creo, representado mejor como una especie de sueño compartido.

Comentarios de Shaun Tan acerca del proceso de creación de Las reglas del verano.

Kit de Prensa

Críticas

Por La Coleccionista

Las reglas del verano de Shaun Tan tiene un funcionamiento parecido a su El árbol rojo. A través de un texto breve y unas ilustraciones cargadas de simbolismo, Tan pretende, más que contar una historia, instalar al lector en un mundo onírico e irreal, que incita al lector a reflexionar y a construir de forma activa su significado.

Leer opinión