Un libro sobre no rendirse ante las situaciones límites, de dejar atrás vidas truncadas, de perderlo todo

“Antes estaba el mar” habla de la soledad a través de los ojos de un niño que vive su infancia con tranquilidad, pero que después de un hecho indefinido, una guerra o un desastre natural (aquí la interpretación del lector), ve como el mundo que lo rodea desaparece.

Con la sencillez del blanco y el negro, el protagonista quiere huir y lo intenta saliendo literalmente del libro, pero no puede, está atrapado y se queda solo, su familia y sus amigos se han marchado.

Su historia ha quedado vacía; intenta recomponer su vida con lo que encuentra y arreglar lo que el desastre ha dañado, pero no lo consigue. A pesar de todo, no se rinde hasta que encuentra una salida y consigue llegar a un lugar donde tener una vida mejor.

Esta historia podrá ser interpretada de una manera u otra según con qué ojos se analice pero, sin duda, nos encontramos ante un libro que habla de las fugas hacia adelante, de no rendirse ante las situaciones límite, de dejar atrás vidas truncadas, de perderlo todo.

Un tema muy actual, un libro didáctico y pedagógico.

Reseña de Meggie Folchart para el blog Bibarnabloc

Antes estaba el mar, Éleonore Douspis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *