Wolf Erlbruch es un minucioso visionario

Wolf Erlbruch hace de las cuestiones vitales algo accesible y manejable para lectores de todas las edades. Su obra muestra lo pequeño dentro de lo grande con humor y una calidez profundamente arraigada dentro de una perspectiva humanística. Domina con maestría el arte del dibujo sobre la base de una larga tradición al tiempo que abre nuevas ventanas de creatividad. Es un minucioso visionario.

 

Wolf Erlbruch emprende a menudo expediciones existenciales, planteando con humor y agudeza cuestiones importantes sobre el sentido de la vida y la muerte. El pato y la muerte es un tierno relato sobre un pato al que visita la muerte, es considerado como un clásico de nuestros días y ha sido descrito con frecuencia como el libro más hermoso sobre la muerte jamás publicado. Con su contenido sencillo y depurado – apreciado por adultos y niños por igual– constituye una reflexión tanto sobre las condiciones de la vida como acerca de la presencia e inexorabilidad de la muerte. Uno de los títulos más controvertidos que Erlbruch ha ilustrado es L’ogresse en pleurs (1996), con texto de Valérie Dayre. En este cuento, aparentemente de miedo, sobre una mujer que quiere comerse a un niño se abordan cuestiones difíciles pero importantes en torno a la relación entre hijos y padres, sobre la simbiosis y la libertad y acerca del amor y el terror a la pérdida.

La creación visual de Wolf Erlbruch, al que se le considera un innovador dentro del arte de la ilustración, parte de una larga tradición y se caracteriza por sus líneas contundentes y una gran seguridad en los trazos. El autor combina a menudo distintas técnicas: collage, dibujo con lápices y tiza, experimentos gráficos y acuarela. En sus historias aparecen con frecuencia animales (y, en particular, osos) como personajes e hilos conductores, por ejemplo, en El milagro del oso (2002) y El oso que no estaba (2015).

Wolf Erlbruch ha sido reconocido con varios galardones, entre otros, el Deutscher Jugendliteraturpreis y el Premio Hans Christian Andersen por el conjunto de su producción y el Premio de Literatura en Memoria de Astrid Lindgren.

THE ASTRID LINDGREN MEMORIAL AWARD

2 comentarios sobre “Wolf Erlbruch es un minucioso visionario”

  1. Hola,
    hace tiempo que siento curiosidad por saber a qué se debío la perdida del “tulipán” en el título de la versión española.
    Este libro es uno de mis preferidos, fue el culpable de conocer y seguir al autor. Y ello me llevó, tanto por su lectura, como por interpretaciones que leo, de ver la importacia también del “tulipán”. El autor lo puso en el título, ¿intencionado?¿un adorno más? ¿las teorias sobre el tulipan que he podido leer, ven algo donde el autor no quiso poner nada?…realmente, no he podido encontrar aún la respuesta por parte del autor, y he pensado que igual ustedes la sabrían o al menos saber porque en la traducción española no figura. Quedaría agradecida si pudieran aclarme algp del tema. Gracias.

    1. De la entrevista “Wolf Erlbruch es más importante que un árbol,
      aunque él no lo crea así”: “(En el libro) busqué la máxima concisión en las cosas más nimias, como en los adjetivos … De este modo, saqué todo de los dibujos, excepto al pato, la muerte y el tulipán. En versiones anteriores, el tulipán había sido tan grande como el pato y la muerte, pero en la versión definitiva es pequeño”.
      “¿Por qué el tulipán? Podemos ver en él un símbolo de la vanidad. En la pintura flamenca del siglo XVI y XVII, el tulipán
      venía a ser un símbolo de la decadencia de la belleza: la belleza está ahí por un minuto y luego desaparece. Aunque yo no lo pensara así cuando los hice, créame. Sin embargo, cualquiera podría interpretarlo de esa forma”. Link: https://gredos.usal.es/jspui/bitstream/10366/119450/1/EB19_N162_P26-30.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.