Esta fábula de Wolf Erlbruch se inicia in medias res, cuando el Pato se da cuenta que la Muerte lleva ya tiempo siguiéndole, no porque sea su hora, sino, simplemente, por si acaso le pasara algo.

Ciertamente, las ilustraciones sugieren una personificación de la Muerte amable y sencilla que suscita el instinto de protección del Pato hacia su nueva compañera, un ser distinto, aunque sin connotaciones negativas de ningún tipo.

Las reflexiones que Pato nos ofrece son, por supuesto, concepciones humanas de la amistad; sin embargo, Pato y Muerte son capaces de hablar sin tapujos del traspaso vital, algo difícil de lograr en las personas. Este libro ilustrado nos enseña la importancia de distanciarse del transcendentalismo para que los niños no tomen la muerte como algo perverso y doloroso, al contrario; gracias a este cuento infantil, verán cómo, cuando es el momento, la Muerte se encarga de calentar al Pato e incluso de tratarlo bien y enterrarlo después de morir. El personaje no solamente es amable sino que también tiene sentimientos. El curso del tiempo, sin embargo, es lo que la obliga a seguir avanzando y a no detenerse en el dolor.

Un interesante, como todas las obras de Wolf Erlbruch, álbum ilustrado de pequeño formato que trata de un tema complejo y que, tarde o temprano, todos los niños deberán afrontar e integrar.

Héctor Mellinas
Leer artículo original

EL PATO Y LA MUERTE X ANIVERSARIO

Marzo 2007 | ISBN: 978-84-93481-18-6 | 32 páginas | Cartoné | 24 x 30 | 18,00€

Comprar