¿Mau iz io? Muña-muña. El misterioso idioma de los insectos

Un pequeño tallo verde brota. Dos elegantes insectos se detienen sorprendidos ¿Mau iz io?,  pregunta uno. “Muña-muña”, le responde su compañero. Así comienza ¿Mau iz io? un peculiar álbum donde Carson Ellis (Barbara Fiore Editora, 2017) habla del ciclo de la vida a través de sus coloridas ilustraciones… y un misterioso diálogo en un idioma puramente insectil.

¿Mau iz io?

 

El ciclo de la vida… y algo más

Lo cierto es que el tema no es especialmente innovador. Existen infinidad de títulos infantiles sobre el ciclo de la vida y, sin embargo, hay algo mágico en el libro de Ellis. Como si se tratase de una cámara fija, Ellis  se centra en un único plano: una planta que echa sus primeros brotes, crece, llega a su esplendor y finalmente muere. Pero, entre medias, un grupo de insectos entra y sale de escena haciendo de las suyas y página tras página la actividad se multiplica alrededor del tallo. Unas libélulas observan extrañadas, aparecen una mariquita y un escarabajo que deciden avisar a una oruga, una babosa pasea a su ritmo, llegan las hormigas, y se atisba una araña…

Esta reunión de insectos ya invita a pararse a observar, pero el broche de la historia se esconde en la conversación que mantienen los insectos entre ellos en un idioma propio completamente desconocido para nosotros. Ellis consigue con este  excepcional giro, convertir lo cotidiano en algo inusual y extraordinario: al leer ¿Mau iz io? conocemos el marco de la historia, pero la interpretación del texto está abierta a cada lector.

Del libro al teatro

Mientras leímos ¿Mau iz io? en voz alta, nos pareció que sería interesante pasar de la página a la escena. La sonoridad del texto invita a la dramatización, pero al mismo tiempo plantea un reto: ¿se puede hacer una obra de teatro en un idioma completamente inventado y entusiasmar al público? Nos pusimos manos a la obra.

 

Teatro ¿Mau iz io?

 

Al igual que en el álbum, la imagen debía servir como medio para intuir lo que estaba pasando en cada escena. La solución era convertir lo diminuto en gigantesco. Nos pareció que un teatrillo de papel de grandes dimensiones
(100 x 60 cm) respetaba la delicadeza del álbum. Además permitía que el público pudiese ver los todos detalles que se esconden en el libro y dan pequeñas pistas de lo que está sucediendo en cada momento. El segundo reto era darle vida a la planta, algo que conseguimos con tres maquetas móviles que crecen, se ilumina, se pochan y mueren. Ya solo quedaban los insectos: unas marionetas de papel a partir de las ilustraciones originales de Ellis que se mueven a sus anchas por el escenario.

Teatro ¿Mau iz io?

Se abre el telón

Subimos el telón y comienza la función. Al igual que en el libro, la planta es la silenciosa protagonista y por el escenario empiezan a desfilar diferentes insectos que  se detienen a hablar y discutir en su misterioso idioma. Para dramatizar el texto tuvimos que ponernos de acuerdo sobre su significado, aunque no podemos estar cien por cien seguras de estar acertando. Es nuestra propia interpretación, por lo que gritamos ¡USAPUCA! y sollozamos Supay huyá usapuca. El telón sube y baja. Se oye música. Los insectos hablan. Cae nieve.  Del  otro lado del escenario no nos llegan demasiados sonidos. Sentimos que algunos niños susurran extraños, los padres se ríen y en general parece que cada uno está intentando traducir con sus propias palabras aquello que está viendo.

Teatro ¿Mau iz io?

¿Qué significa ¿Mau iz io??

Cuando se baja por última vez el telón, nos sentamos ante el público. Sin intención de examinar a nadie, la verdad es que sentimos curiosidad por saber qué piensan.  Curiosamente ni un solo niño piensa que haya sido difícil comprender la historia. Cada uno, sin embargo, ha entendido algo un poco diferente. Algunos, incluso, nos reclaman que nos hemos equivocado en alguna parte. Entonces, ¿qué significa realmente ¿Mau iz io?, Sun muña-muña o ¿Ta ta uspallata? Comienza una auténtica investigación léxica en la que no nos ponemos del todo de acuerdo, así que, quizá lo mejor es que cada uno escriba su propio guion.

¿mau zi io?

¿mau zi io?¿mau zi io?¿mau zi io?¿mau zi io?¿mau zi io?¿mau zi io?¿mau zi io?

Y, para finalizar, nos sentamos entre el público y  observamos cómo la obra comienza de nuevo.

¿mau zi io?¿mau zi io?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.